El exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, acudió este lunes por última vez al Congreso de los Diputados después de cuatro años de ejercicio en la cámara. Era el último día para recoger todas sus cosas antes de que dé comienzo la XIV legislatura en la que, tras su abandono de la política, ya no se sentará en el escaño. Y es que Rivera no solo dejó la dirección de la formación política tras las elecciones del 10N, sino también su acta como diputado.

Albert Rivera

Albert Rivera no solo dejó el liderazgo de la formación naranja, sino también su acta como diputado (Gtresonline). 

A pesar de que, según dijo el día que anunció su renuncia, ha sido una decisión meditada y tiene intención de dedicarse a los suyos ( «a mis padres, a mi hija, a la que he dedicado menos horas de las que debería, a mi pareja, que ha estado a mi lado aguantándolo todo»), lo cierto es que el de ayer era un día especial. Tal vez por ello quiso compartirlo con sus seguidores en redes sociales con un vídeo en el que se le ve emocionado y en el que muestra un profundo agradecimiento «a los que han trabajado aquí, a los que me han acompañado, a los diputados y a las personas que han votado a otros partidos». 

«Para mí ser diputado es un honor, no es solo una nómina», subraya en su discurso, que termina con un «¡viva la libertad!». 

RELACIONADO: Así fue el discurso de renuncia de Albert Rivera tras la debacle electoral del 10N

Tras la renuncia de Albert Rivera, la candadidata más probable para asumir el liderazgo del partido es Inés Arrimadas, que ya ha mostrado su disposición. De momento, Ciudadanos ya ha elegido a una gestora este sábado que presidirá el partido hasta el próximo 15 de marzo, cuando tendrá lugar una Asamblea que decidará el futuro de la formación.