Estamos acostumbrados a que las royals como Meghan Markle o Kate Middleton nos muestren su faceta más sofisticada a través de los estilismos que escogen en actos oficiales, donde suelen abogar (salvo excepciones) por la elegancia y el minimalismo. Sin embargo, reinas, princesas y duquesas han dado con la manera de otorgar una nota divertida y original a sus conjuntos sin salirse de la estética propia de la realeza, y es a través de su joyero. Aunque a priori imaginemos sus collares, pulseras y broches como piezas clásicas y atemporales, lo cierto es que cada vez son  más las que escogen diseños inspirados en animales de lo más inusuales: abejas, libélulas… ¡e incluso gambas!

Doña Letizia

El pasado noviembre, la Reina sorprendió al completar su estilismo con unos pendientes que, vistos de lejos, parecían tener forma de ‘C’. Sin embargo, cuando las cámaras captaron primeros planos, pudimos comprobar que realmente se trataban de unas divertidas piezas de gambas.