El presidente del PP de Gipuzkoa y portavoz en el Parlamento Vasco, Borja Sémper, ha decidido cambiar de vida y abandonar la política, actividad a la que se dedicaba desde el año 1995. Una resolución trascendental cuyas motivaciones explicará en una rueda de prensa convocada este martes a mediodía en la sede del PP de San Sebastián. Según se ha difundido, el dirigente popular de Gipuzkoa ya ha comunicado sus planes al presidente del PP, Pablo Casado, antes de hacer pública este martes su decisión.

Borja Sémper

El presidente del PP de Gipuzkoa y portavoz de este partido en el Parlamento Vasco, Borja Sémper (EFE/Gorka Estrada).

Borja Sémper Pascual (Irun, 1976), licenciado en Derecho por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), milita en el PP vasco desde los 17 años y accedió a su primer cargo público en 1995, cuando fue elegido concejal en Irun (Gipuzkoa).  Parlamentario vasco desde 2003, se convirtió en portavoz en la cámara vasca tras la crisis de 2013 que acabó con el abandono de la política de la expresidenta del PP vasco Arantza Quiroga. En 2009 fue elegido presidente del PP de Gipuzkoa. Encabezó el pasado año la lista del PP a la Alcaldía de San Sebastián y logró mantener los 3 concejales que tenía, en un contexto de retroceso general de las candidaturas populares.

RELACIONADO: Un verso suelto de la política y un padre amante de familia numerosa

En el plano personal, Borja Sémper mantiene una relación con la actriz Bárbara Goneaga, a quien conoció en 2014 gracias a que fueron presentados por unos amigos en común. Juntos han formado una preciosa familia con dos niños, Telmo, de cuatro años, y Eliot, nacido en septiembre de 2018. Habitualmente discreto respecto a su vida privada, manifesta sin embargo abiertamente su admiración por Bárbara, de quien ha dicho que «es una mujer espectacular»

Borja Sémper Bárbara Goneaga

Borja Sémper, muestra feliz la barriguita de Bárbara Goneaga cuando ella estaba embarazada de Eliot (Gtresonline). 

Este giro en su vida le dará tal vez más tiempo para disfrutar de su familia, especialmente cuando la incomodidad del dirigente vasco en el seno del nuevo PP se ha evidenciado en los últimos tiempos (toda la dirección del partido en Euskadi apoyó la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría). 

Borja Sémper

Borja Sémper se pasea junto con su familia en San Sebastián (Cordon Press). 

Uno de los encontronazos más sonados tuvo lugar el pasado mes de septiembre con ocasión de las manifestaciones pronunciadas por la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, quien criticó la supuesta «tibieza» de los populares vascos respecto al nacionalismo y cuestionó su apuesta por la foralidad. «A nosotros nos ha costado sangre, sudor y lágrimas defender la Constitución y una idea de la España plural en el País Vasco y probablemente mientras algunas caminaban cómodamente sobre mullidas moquetas nosotros nos jugábamos la vida defendie