Desde que se conociera el pasado martes que Gianmarco Onestini y Alba Carrillo eran los dos candidatos definitivos a abandonar GH VIP la intensidad en la casa de Guadalix ha ido subiendo por momentos. Adara Molinero y el italiano han vivido una montaña rusa de lágrimas, caricias y confesiones, hasta el punto de que la joven ha llegado a confesarle que está enamorada de él. Alba aclaraba las cosas con Gianmarco y se disculpaba por las malas palabras que le había dirigido en la convivencia, mientras mantenía el fuego cruzado con Antonio David Flores, cuya relación es ya irreconciliable.

gianmarco gh vipVER GALERÍA

Todos estos antecedentes marcaban los compases de una noche que se saldaba con la expulsión de Gianmarco, quien descubría una serie de vídeos en los que Adara hablaba de sus sentimientos hacia él y su intención de romper con Hugo, su actual pareja y padre de su hijo. Tras verlos, tuvo la oportunidad de despedirse de ella pero el shock del momento y el respeto al exterior, le impidieron hacerlo con naturalidad y acabó por dejar aún más confundida a la que es la persona más importante para él dentro de la casa.

Llegaba al plató aún bloqueado por lo vivido, incapaz de reconocer abiertamente su amor: «Primero tienen que hablar ellos y luego hablaremos nosotros». La insistencia de Jorge Javier no era suficiente pero el italiano acabaría confesando lo que siente por ella cuando Elena, la madre de Adara, le pidió que contestara si realmente estaba enamorado. «Sí», contestó finalmente abrumado por la presión.

gh vipVER GALERÍA

Dentro de la casa, la actividad de Gran Hermano VIP debía continuar y, además de expulsión, la del jueves es noche de nominaciones. No hubo sorpresas inesperadas y los dos bandos se nominaron entre ellos, a excepción de Mila que mantuvo su actitud de no nominar a Joao. Alba, previsiblemente, le dio sus tres puntos a Antonio David. Este último, Hugo y Adara se convertían así en los candidatos iniciales, pero todo cambiaría tras el intercambio ejercido por Noemí, nueva jefa de la casa tras la prueba de los bombones. Con la intención de favorecer la marcha de Hugo cambió al malagueño por el Maestro Joao porque entiende que, junto con Adara, son más queridos que el ex de Marta Sánchez, con el que asegura no soportar la convivencia. El bloque de Adara al completo, aun sin saberlo ellos, se enfrentará al veredicto de la audiencia. Se revuelva de la manera en que se resuelva el duelo, la realidad es que la exmodelo, de permanecer en el reality, va a seguir perdiendo apoyos.