Unos días después de celebrar el esperado bautizo del pequeño Archie, Meghan Markle ha vuelto a ser fotografiada en compañía de su hijo, aunque esta vez en un ambiente mucho más relajado e informal. La aparición sorpresa de la Duquesa de Sussex ha tenido lugar en el torneo benéfico de polo King Power Royal, que se ha celebrado en el Club de polo de Billingbear en Berkshire. Allí también ha acudido junto a sus hijos la Duquesa de Cambridge y juntas han animado a los príncipes Guillermo y Harry, participantes del partido. Para la ocasión, tanto Meghan como Kate han apostado por estilismos cómodos y sencillos, perfectos para disfrutar de la cita deportiva. 

Kate Middleton

Fiel a su estilo, Kate Middleton ha elegido un vestido de corte midi en un favorecedor color rosa con un discreto estampado, manga corta y vuelo en el bajo. Una propuesta de la firma londinense L.K. Bennett, marca muy presente en su armario. Un estilismo de apariencia effortless que incluye un guiño a las tendencias gracias al complemento con el que culmina el look: un bolso rojo de Mulberry. No es la primera vez que la Duquesa se decanta por este contraste rosa y rojo, una combinación cromática que en la pasarela cuenta con el visto bueno de firmas como Valentino o Brandon Maxwell, de hecho en el pasado bautizo de Archie eligió un vestido rosa y accesorios rojizos. Como calzado, ha vuelto a lucir un modelo made in Spain con las alpargatas Carina de Castañer. También ha reciclado los pendientes de aro, una creación con detalles de hojas de la marca Zoraida que ya ha llevado en otras ocasiones.

Meghan Markle

Por su parte, Meghan se ha decantado por un vestido de manga corta en color caqui de líneas amplias y con escote en pico. El modelo original, firmado por Lisa Marie Fernandez, cuenta con un lazo a modo de cinturón pero tal y como se puede apreciar en las imágenes, la Duquesa de Sussex ha prescindido de este detalle, proporcionando un efecto oversize a la prenda. Un look sobrio y cómodo que ha completado con unas gafas de sol de montura cuadrada de Givenchy, una de sus marcas de cabecera.

Meghan Markle

Esta inesperada reunión familiar nos deja un duelo de estilo sorpresa que vuelve a confirmar que las Duquesas de Cambridge y de Sussex cuentan con una forma de vestir muy diferenciada si bien las dos consiguen, en muchos casos, agotar las prendas y accesorios que lucen en sus apariciones públicas. Después del partido, Meghan ha sido fotografiada junto al príncipe Harry y el pequeño Archie, cubierto con una manta y abrazado por su madre.