Su historia de amor no era un secreto, pero no ha sido hasta ahora cuando Vicky Martín Berrocal ha compartido en sus redes sociales la primera imagen junto a su novio, el empresario portugués João Viegas Soares. La diseñadora ha acompañado la foto con un precioso texto en el que pone de manifiesto lo enamorada que está de su pareja. «Y hoy quiero ser yo la que hable de ti… Gracias, amor, por aparecer en mi vida y darle sentido a todo. Gracias por quererme de la forma más sana que se puede. Gracias por enseñarme lo que es amar sin miedos. Gracias por tantas risas, tanta complicidad y tanta verdad… Esto nuestro es amor… UN AMOR SANO Y ENTERO. Eres tú… y yo te quiero», ha escrito. Los seguidores de la sevillana se han vuelto locos con la publicación. «Felicidades , bonita. Te lo mereces», le han dicho.»Disfruta del momento y de esta oportunidad que os regala la vida», añaden. La relación de Vicky cuenta con el beneplácito de su hija, Alba Díaz, ya que ésta ha sido una de las primeras en comentar la imagen con un icono en forma de corazón.

Vicky Martín BerrocalVER GALERÍA

Aunque él reside en Portugal y ella en España, la distancia no es un problema y casi todos los fines de semana viajan para estar juntos. Recientemente, el empresario vino a Madrid con su familia para estar con la diseñadora, un reencuentro muy especial al que también se unieron Alba y su novio, Javier Calle. «Ha sido de los findes más divertidos de mi vida», comentaba la joven en su Instagram tras la visita de João Viegas Soares.

Alba DíazVER GALERÍA

Vicky, de 46 años, es muy discreta con su vida personal, pero en mayo de 2018 ya contó que había conocido a alguien muy especial. «Hay alguien ahí y puede ser definitivo», decía para sorpresa de los reporteros. «Yo nunca había hablado de boda y no estoy hablando de boda, pero tengo la sensación de que puede ser él», añadía. Lo que no sabemos es si entonces ya hablaba de este atractivo portugués.

Vicky Martín BerrocalVER GALERÍA

La diseñadora estuvo casada con Manuel Díaz, ‘El Cordobés’, durante cuatro años, de 1997 a 2001. Tras su separación, tuvo varios romances, pero ninguno acabó en boda. «Espero que llegue el hombre que me descoloque para vestirme de blanco; muero por vivir otra vez ese momento«, manifestaba en una entrevista concedida a ¡HOLA! en octubre de 2015. «No echo en falta el amor, sino muchas más cosas, como a mi padre, por ejemplo, pero el amor no, porque he estado más o menos acompañada, aunque nada formal», puntualizaba.